domingo, 21 de marzo de 2010

Vergüenza

Cumplida en fecha y hora
    la rutina rumiante de lo urbano
golpea de repente a nuestros ojos
     /las sombras/


Cuando el té de la tarde
    ha desaparecido en el fondo
        de la fina porcelana...
Cuando sueña la conciencia
    nada más
        que un tranquilo divagar
se adentran    inevitables    en nuestros pechos
     /las sombras/
Las sombras de las miserias cayendo con el sol.


Un ejército de comandantes diminutos
    avanzan/
        entre cacharros y humedades.
Con olfatos cauterizados
    avanzan/
Con manos llagadas 
    y murallas
        tras la ausencia de los sueños.
Manos que prueban a diario la moneda del hoy.
El hoy sin mañana
    el futuro cayendo de su suerte.


Sus ojos oscuros atraviesan los cristales.
Allí    donde suspendo mi café 
    y salta mi vergüenza.
Se abalanzan con ungüentos
    de barros y desidias...
De avaricias tiemblan las corbatas...
    Sus colores despectivos
        se empapan de sudores temerosos.


Cosen sus senos/
    sus bolsillos/
        sus ojos.
Más tarde
    yo también
valentón camino entre ellos/
entre los despojos de residuos abarrotados.


Me asaltan temores e impotencias...
Cargo en mi maletín
    el altruismo demacrado y avaro del mundo/
También llevo mi vergüenza
    y la incertidumbre de que alguna vez
        pudieran sumar los poderosos.


Autor: Juan C. L. Rojas







3 comentarios:

  1. hola fantasmal,asi figuras entremis seguidores,buenos versos,un placer...
    gracias
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  2. gracias x tu visita y comentario!
    un saludo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  3. Excelente blog, nos gustaría que dieras de alta tu blog en nuestra guia de blogs http://www.mujerbelleza.es ; Un saludo

    ResponderEliminar

Es un gusto contar con tu visita y comentarios.

AMIGOS, GRACIAS POR VUESTRA PARTICIPACIÓN.