viernes, 14 de mayo de 2010

Retazos

Lágrimas a flor de la pupilas...
Momento justo en que se funden nuestras almas
    a pesar de la higuera
        y su sedienta pasión de florecer.

Ya lo sé
    son excusas para segar los míos
        tu siembra de besos en el aire.

Ultimo cogollo de flor y fruto
    devoró mi boca...
más sangró el adiós
    anhelando morir el día.

Entre los dedos del corazón
    se escabulle la tarde
        y no pueden
detener mis manos
    el triste vibrar
        de la caja oscura de la noche.

Voy a perdonar nuevamente
    a este muelle...
¡Maldito muelle
    que obsecado sacude mi sangre!
Van a olvidar mis ojos
    el desnevar violento de sus cumbres.

Ya sé que hay en ti
    un rincon donde habito
        en retazos que te duelen.

Dejo correr este río.
Bajo el puente de mis venas
    transcurren sus fragores.
Lo dejo correr
    hacia la pequeñez del mar.

¡El mar!
¡Cuán pequeño habrá de ser!

Autor: Juan C. L. Rojas

5 comentarios:

  1. Que hermosos versos tan inspiradores...

    ResponderEliminar
  2. Maravillosos versos! Intensos, vibrantes, nostalgiosos y metafóricos. Una verdadera delicia! Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. apasionados versos, totales y certeros
    Felicitaciones!!

    un hallazgo tu espacio encontrar
    un abrazo de paz

    ResponderEliminar
  4. me gusta tu poema...y me gusta también su estructura.
    ahora visitaré tus otros blogs.
    un beso*

    ResponderEliminar

Es un gusto contar con tu visita y comentarios.

AMIGOS, GRACIAS POR VUESTRA PARTICIPACIÓN.